¨ homera cafe ¨



Es grande el cielo
y arriba siembran mundos.
Imperturbable,
prosigue en tanta noche
el grillo berbiquí.

tanka de Octavio Paz

comunidad de la poesia sin tierra
si te gusta el cafe, leer , compartir algun poetico instante al magico aroma de un buen cafe,


"homeracafe"
sin nacionalidad
ni origen
solidaridad
para los las
inmigrantes
ilegales
perseguidas/os
expulsadas/os
torturadas/os

desaparecidas/os
maltratadas/os
sin tierra

para ellos la poesia.

poesia sin tierra


bienvenidos al cafe
a los que este cafe les resulte pesado, suertempila, pienso los otros tambien pueden estar en lo cierto, el tiempo el implacable dira...





Loading...

martes, 30 de octubre de 2007

poesia revolucionaria


Ljadra Mint Mabruk: La poesía de la Revolución
Por Jose el Bidani

Cuando entré en su jaima, Ljadra estaba pensativa, quizás recordando épocas pasadas, o a lo mejor agradeciendo al Creador por el día que se escapaba por el ocaso. Siempre que nos encontramos, su sonrisa me acerca a la inocencia verdadera. Después del honrado saludo saharaui, comenzamos a hablar de sus poesías. A pesar de su avanzada edad, Ljadra Mint Mabruk intenta no olvidar las gestas de la revolución saharaui que tanto declamó a lo largo de tres décadas a su pueblo.

Su hija Maasuda, cuando le pregunté si podría grabar de la propia voz de la poetisa del Sahara una poesía, me decía que no había que forzarla, porque a su edad, le cuesta arrancarse. Pero seguramente, con un ambiente adecuado (algo del Haul, un vaso de té...) sería capaz de recordarla completa. Sus qasidas relatan las grandes batallas del ELPS (Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui), pero también combate al propio enemigo con sus gaf como si de un banduguia se trataran. A mí siempre me ha gustado apodarle "La poetisa del fusil", no solo por esa metáfora que siempre me rondó en la cabeza desde que conocí su obra, sino también por aquella época de su juventud, en un Sahra español, cuando era la atracción de todas las bodas, haciendo el baile del fusil y venciendo a todos los hombres en las competiciones poéticas (chaddi).

Pues nuestro encuentro no tuvo el acompañamiento del Haul, o de un vaso de té, pero tuvo la intensidad de un momento supremo de arte surgido de un encuentro íntimo en la jaima de una anciana. Volcada con su arte, y con su pueblo.
Mientras recitaba, su cuerpo y sus gestos se movían en la cadencia de la rima, su mirada bailaba como las balas del POLISARIO en la guerra rematando al humilde oyente a cada golpe de gaf. Todos los presentes se emocionaban con las sentidas palabras de Ljadra, y la emoción se transmitía a toda la atmósfera de la remendada jaima. Los niños de la familia no querían perderse tan importante evento. Fueron evacuados no por las balas de los gaf de Mama, que es así como llaman las cinco jaimas de la familia a Ljadra, sino por las ráfagas más contundentes de los adultos presentes. Se necesitaba silencio. Después de las protestas inocentes de los infantes, Ljadra siguió enciendiendo el entusiasmo (a veces adormilado hoy en día en los campamentos) de los oyentes. Cuando terminó la recitación, habíamos grabado tres poesías completas. Maasuda no salía de su asombro.

A pesar de la importancia de la figura de Ljadra Mint Mabruk en la poesía saharaui, su obra es poco conocida fuera del ámbito del hassanía. La UNMS (Unión Nacional de Mujeres Saharauis) está ultimando la edición de una selección de sus mejores qasidas junto con unos retazos biográficos de la poetisa del fusil. Y digo retazos porque su propia historia es tan valiosa como su obra, y por lo tanto difícil de recopilar, porque, en un caso como éste, hasta la más sencilla de sus anécdotas, es un valioso tesoro de la historia del pueblo saharaui. El libro se publicará únicamente en árabe, volviendo a quedarse el castellano sin disfrutar de la oportunidad de degustar de unos retazos de su obra (porque también es muy complicada una traducción fiel al castellano de sus poesías). Pero sin duda, un merecido homenaje a la obra del más ilustre fragmento de la historia del pueblo saharaui de los últimos ochenta años.
Aquí también nos unimos a dicho homenaje, y os brindamos con las tres grabaciones de Ljadra Mint Mabruk recitando sus qasidas.

lunes, 29 de octubre de 2007

Jakembo Editores 5 poemas de "Años de Jugo Loco"

LA LIRA DEL LORD FEO (Fredi Casco)

To Old Saint Nick

Te juro por lo que más me imposible, gringa diabla
que no me atreví a probar de nuevo una sola ristra de tu asco
Salvo yacer de nuevo bajo el absoluto chaqueño
— Oh belleza más extraña —

Quise en vano ampararme
en la inmunidad de tu matriz diplomática
hasta el día inexorable en que — ¡Ay, ay ay ay ay! —
te encontré sonriente y furada de amor
por el Cowboy brasiguayo & sus mensajeros del polvo
— Canta o no llores —

Luego vinieron sucesivamente, las sombras, los sombreros
y aquel inacabable lapsus cunilinguae
que extraviaría por siempre tus pecados
en la terra — colorada — de nimguem

And your eyes were full of stars, cielito lindo
You, my dearest night mare








ARTE POÉTICA (Jorge Montesino)

(nace)
LE DAS HILO Y CRECE — ASCIENDE UN PASTO NUEVO — OREJÓN EL PASTO QUE AL SUELO LE NACE UN PASTO GORDO LO AVISTA Y ES ZUMBÓN EL PRADO, ESTÁ VIVO : EL CAMPO NO NACE PARA SER MANEADO RECIÉN VENIDO : EL CORDERO SE DEJA CAER — SU LANA ROJA
EN EL VERDE CAMPO — EN PAZ : REVUELCA SU CUERPO PRETENDE — DEL ESTIGMA DESATARSE
EL GUERRERO FIJA — NOVATO ESTIRA — LE DAS HILO Y CRECE — TROTAR PRUEBA Y SU TROTAR TRUENA,









Tororé (Lía Colombino)
Las gotas caen y mi aliento casi quema: quema. Yo ya estuve aquí antes, encima de esta cuerda, de este agujero que hace cosquillas y un ademán, que me pega para reír más todavía, y bailar dando pasos chiquitos como estando en otro país, desconocido o demasiado sabido. De estar adentro se hizo todo continuo, como el sonido. El sudor resbala por mis ojos, sí, yo ya estuve aquí antes, y estuve cómoda de hombros caídos y visión clara. El aliento, el viento de vidrio que suena y camina sobre mi cabeza, después corre y se detiene y salta y corre hasta llegar a mis manos o mis pies, quién sabe ya qué.
Yo estuve y es un caos, como alguien que te camina por la espalda o levita. La montaña se va acercando, con lirios y lagunas en su última puerta. Donde el sol vuelve a salir o a entrar, es lo mismo. Voy rápido hacia el recuerdo de la gente que gime y todo acaba allí, como en una iglesia que no adora dioses; me siento y aquí también estuve antes, antes de todo y lejos.
Tororé mi niña, tororé.
Y sonrisa calma de deslizarse, en una oscuridad que no teme nada
(acá estoy, no me fui no).
La lengua vuelve a pasar por este dedo, esta mano que está de palma a alguna otra pared, mientras los pies contorsionan un movimiento distinto. Vienen, se lo llevan, tienen máscaras azules y yo sigo el rastro dejando el mío para otros. Por aquí no estuve o quizá en otro sueño, en el de ayer, donde pisé barro negro y los pies se me escondieron. Si pudiese recordarlo todo -la sabiduría de un llanto anciano- hoy no estaría
(ni aquí ni en ningún lado)






TRATADO DE [di]GLOS[S]AS SOBRE CLAUSULAS
E ANALECTA DE diSCURSOS EXEMPLARES (fragmento)
(Joaquín morales)
Y aunque raro nada tiene
mi canción llorando
fue como nació.

[De la cumbia Me tocó perderte]

Und sprechen.
Und sprechen.
Und sprechen.
Und sprechen.
Und sprechen.
Und sprechen.
Und sprechen.
...


(Sí. E cambiado. Y qé ).


tres: declaración dexterizante:
mi almacén de tropos: nambréna, figuritas,
---- soy tan ignorante y ya no cambio.. ----
de lectura simple, de intelección liviana.

no más [v]a[n]guardi[a][e]nte de las Hespérides de experi-
mentalista acusado ma non troppo como alguna vez yo fui
nena tu amante bandido
y fui tu cómplice nesciente de las Velhas Letras,
sí, y qué,
que

[su[per]]pura in-ex-sistencia por voluntad formal,
por inercia o terquedad sintáctica
de moleculitas danzarinas, las hijas de Tyndall,
refractando la vacu[n]idad del Ser, su Ang[u]st[ia],

¡pero ehto ko no se puede leer py ish!

ensiemplo 3 de avantgarde kontempo/con tembó (mui kanesiano)
si el impecable teorema demuestra no convence
ni si el sexo chirría su precio aproximado de amor paralelo,

entonces
(solitario conectivo como osito sexual abandonado,
pidiendo la oquedad donde actuar,
la conchaosita, el con-chaos)

la teoría se arrastra, gime de rodillas,
se picha y se retira indignada
peregrinando su moebius infinito
no satisface el sángüich de realidad
ni el asadito fast junk food, pella chirriante olorosa,

repítalo diez veces rapidíssimo:
pella chirriante
pella chirriante
perra chillante
perra chill...

himno al mercado libre, carrito panchero capitalista;

Y :
la conjunción es con que todos co-
pulan y saltan
saltan y pulan,
de a dos, de a muchos
[pu-lan y sal-tan]
.

ejemplo 4 de entrecasa, entre muchos de 4
tu preferido, tu confiado, tu esperanzante demócrata votado
PÚLAN Y SALTAN
:: túm ti ti túm ti ::

sal-te y a--pláu-da
sal-te y a--pláu-da

pone precio a tu proyecto de futuro, a tu huida del pasado,

::
hacia la nebulosa, parasitaria idea de nación organizada en res pública:
cómo te joden, ciudananía, pavota y tonta, paraguayidad de mierda,
cómo te gusta que te jodan de cuatro entre los pocos de siempre
--o no son pocos, sino que muchos,
sino que todos poligarchantes somos, multiabusados--:

dádivas del presupuesto mediante son
conchabos a los chongos,
zoquetes a los hijos,
prebendas a los kuates,
negocios con los pulcros avivados;
¿me sale bien, kompañero, este discurso?
¿aprueba usted, doktor, su aktitud denunciativa?

y el manguruyú blindado puede retirarse nimbado de gloria, amado por
el populácteo nazional

{
fundará su club de admiradores y operadores,
abrirá una pista de baile cachaquera,







DOPAMINA (Montserrat Álvarez)

La vida hay que exprimirla hasta el cogote
sin tímidas miradas de desdén
en medio de botellas de cerveza
La vida hay que exprimirla hasta el cogote
en medio de las bestias y las fieras
en medio de relámpagos de furia
y de densos cigarros la humareda
La vida hay que exprimirla hasta el cogote
duela o no duela y muera quien se muera
Porque sólo una es, amigos míos,
y no volverá nunca, aunque quisiera
verla tornar con todos sus delirios
y sus horrores, cual tornan las ferias
esquizofrénicas de voces y de ruidos
cuando la dopamina me envenena




extraído de "Años de Jugo Loco 1996-2007 (Última poesía paraguaya)", Asunción, 2007

viernes, 26 de octubre de 2007

nos visito lucia

o que me incomoda nao é essa sua cara
nem a sua tara
nem seu jeito de ser
o que me deixa avessa
é este teu ar paisagem de quem
simplesmente posou pra uma fotografia
amarelada
de 1966

Lúcia Gönczy




martes, 23 de octubre de 2007

domingo, 21 de octubre de 2007

viernes, 19 de octubre de 2007

In Independencia



Poema em parceria: Lu Oliveira e Andréa Motta

Leo Lobos